• Liliana Cerdio

¿Eres un líder consciente?


Un líder consciente es aquel que sabe

identificar y cuidar por igual todos los aspectos del entorno de trabajo , en lugar de sólo poner atención a la cuestión productiva y financiera, a expensas del resto. Es un líder que se preocupa también por procurar para sus empleados un equilibrio en cuanto a lo personal y lo profesional, y que atiende todas las necesidades de los actores organizacionales.


Un líder consciente atiende todos estos aspectos al mismo tiempo, reconociendo la importancia de cada uno de ellos, tanto para el desarrollo de las actividades de su organización, como para el crecimiento personal propio y de sus colaboradores. Por lo tanto complementa la persecución de sus intereses personales con el bienestar de su equipo de trabajo.


Por esta razón, el liderazgo consciente esté estrechamente ligado con el concepto de mindfulness, o la capacidad de prestar plena atención a todos y cada uno de los elementos que conforman el momento presente. Esta habilidad permite a los líderes estar pendientes de las transformaciones de su entorno para encontrar la mejor forma de interactuar con él. Pero también es una forma de verse a uno mismo, pues un líder no puede estar legítimamente preocupado por el bienestar de su equipo sin ser plenamente consciente de sus propias necesidades y buscar su propio bienestar, mas no desde una visión egoísta en la que el líder lucha por sus intereses por encima de cualquier cosa, sino entendiendo que para ser realmente sensible a las necesidades de los demás, debe poder identificarse con ellas.


5 características del liderazgo consciente


1. Mirar hacia adentro y predicar con el ejemplo


El liderazgo de otros comienza con el liderazgo personal; no podemos pedir a los demás que sigan nuestras palabras y nuestra visión, si no ponemos el ejemplo en todo aquello que pedimos de los demás y que señalamos como importante. El líder consciente mira hacia adentro para descubrir nuevas formas de actuar cuando los resultados no son los esperados, antes de asignar culpas y asumir que son los demás quienes están en un error.


2. Ser claro y asertivo en la visión y en la toma de decisiones


Un líder consciente debe expresar sus pensamientos y deseos de forma honesta y sencilla, transmitiendo seguridad en la dirección a seguir y en las resoluciones tomadas para lograrla. De esta forma no habrá duda en los objetivos que el equipo de trabajo debe perseguir, en lo que se espera de ellos, o en la manera de conseguir dichos objetivos. Esto les dará confianza y claridad.


3. Escuchar más de lo que se habla


Los líderes conscientes dialogan con su equipo, no sólo dan instrucciones. Y sobre todo, escuchan, incluso más allá de lo que se dice verbalmente, para realmente conocer de manera más profunda lo que cada individuo quiere decir y aportar, para poder empatizar y hacerse cargo de las necesidades del equipo tanto para que puedan realizar su trabajo según expectativas, como para lograr una satisfacción profesional e individual.


4. Promover la colaboración entre personas y equipos


El líder consciente sabe que no basta con cumplir los objetivos de un solo equipo o departamento y por lo tanto la colaboración global es esencial. La competitividad no es una variable negativa cuando esta suma al rendimiento grupal, no crea conflictos ni deteriora la comunicación, para lograr tanto los objetivos individuales como los comunes. Es importante que todos entiendan cómo su trabajo individual encaja en el esquema general, pero también entender cómo encaja en trabajo de los demás para darle la importancia debida al trabajo en equipo. Es importante también gestionar los conflictos entre personas o equipos, encontrando la manera de conciliar las aspiraciones individuales con las grupales. Asimismo, se requiere estar consciente de las fortalezas de cada miembro del equipo para aprovecharlas y multiplicarlas, en la conciencia de que no se quiere lograr un equipo uniforme, sino dejar que cada quien brille y aporte desde su muy particular ser.


5. Observar detenidamente el entorno


Para un líder es importante tomar acción, pero además un líder consciente tiene la capacidad de tomar perspectiva y observar lo que pasa a su alrededor desde diferentes ángulos, lo cual permite descubrir opciones, reconciliar posiciones y aportar ideas nuevas de manera activa y no sólo reactiva.


En resumen, un liderazgo consciente reúne muchas de las características que demandan las empresas hoy día para mantenerse competitivas. Son tan valiosos porque son capaces de cumplir con los objetivos marcados cuidando la salud relacional del grupo y apostando por un ambiente de trabajo más equilibrado y conducente a la sana productividad.


¿Te gustaría convertirte en un líder más consciente o desarrollar líderes más conscientes en tu empresa? Llámame y descubramos posibilidades.

5 vistas0 comentarios