Control

¿Cuál es tu
error #1 de Liderazgo

que desmotiva a tu equipo?

¿Eres un controlador al que le gusta involucrarse en cada decisión?

¿Necesitas que tus colegas y colaboradores te reporten cada avance o detalle?

Tal vez seas un Micromanager.

 

Aunque es importante que los jefes se involucren el los proyectos, también debes permitir que los profesionales a tu alrededor tengan la autonomía necesaria para florecer.

 

La gente talentosa de tu equipo debe tener autonomía para ser proactivos, tomar decisiones que los involucren y proponer sus ideas o soluciones creativas.

 

Si no facilitas y apoyas esto, terminarás con un equipo con potencial desperdiciado, sin confianza en sus propias decisiones, frustrados, desmotivados y poco comprometidos con su rol.

Además, el estar tan involucrado con el trabajo y los problemas diarios, te resta tiempo y energía para dedicarlos a tareas más propias de un líder, o hace que trabajes horas extra y que no se pueda prescindir de tu presencia pues el éxito de la operación depende por completo de ti. Olvídate de tomar vacaciones o disfrutar los fines de semana, porque las crisis se multiplican.

 

El Micromanager resulta tedioso y poco retador como jefe. Niega a su equipo la oportunidad de desarrollar y poner a prueba sus habilidades con confianza, y no genera nuevos líderes, sólo seguidores frustrados. 

¿Qué necesitas trabajar?

  • Aprender a confiar en la capacidad de tu equipo

  • Atreverte a delegar

  • Permitir la participación de otros en la generación de ideas y soluciones,  aunque sean distintas a las tuyas

¿Cómo logro esto?

  • Los cambios de paradigma es difícil lograrlos uno mismo, a pesar de tener las mejores intenciones. Es importante tener un Plan que contenga Estrategias, e idealmente, un acompañante en el proceso que te ayude a ver aquello que  necesita de una mirada más profunda y objetiva.