Descontrol

¿Cuál es tu
error #1 de Liderazgo

que desmotiva a tu equipo?

Eres maravilloso para socializar y hacer que todo el mundo se lleve bien, pero puede que no logres que las cosas se hagan en tiempo y forma.

 

Es común que a todo digas que si y quieres apoyar a todo el mundo, pero esto te desorganiza. Te cuesta trabajo tomar acciones decisivas o ser proactivo.

 

 

Eres empático y flexible, lo cual puede ser muy bueno, pero este estilo de liderazgo casual resulta una pesadilla cuando hay que trabajar bajo presión. Tu estilo de liderazgo resulta a veces demasiado Relajado. Puedes tomarte las cosas muy a pecho cuando no te tratan o te valoran como esperas. Estás más preocupado por quedar bien con todos y por su bienestar que por la productividad.

 

Tu equipo puede sentirse frustrado por falta de guía clara y de seguimiento, así como la falta de oportunidad de desarrollo profesional. A veces necesitan que puedas decirles cosas que no son agradables de escuchar, y que alces la voz para defender puntos de vista e ideas tanto tuyos como de ellos ante otros equipos.

¿Qué necesitas trabajar?

  • Adquirir mayor confianza en tu propia capacidad de ejercer tu rol de líder 

  • Involucrarte más con el equipo y los procesos, y ser más exigente en el cumplimiento de objetivos

  • Hacer menos promesas para poder cumplirlas todas y no perder la confianza del equipo y de otros departamentos.

  • Atreverte a decir que NO

  • Tomar decisiones asertivamente

¿Cómo logro esto?

  • Los cambios de paradigma es difícil lograrlos uno mismo, a pesar de tener las mejores intenciones. Es importante tener un Plan que contenga Estrategias, e idealmente, un acompañante en el proceso que te ayude a ver aquello que  necesita de una mirada más profunda y objetiva.