Test de Escucha

Sabernos comunicar en la empresa es algo vital para cumplir exitosamente cualquier objetivo, pues en casi todos los casos, necesitamos relacionarnos con otros en alguna parte del proceso.  Y un ingrediente vital para comunicarnos de forma efectiva, y así ejercer un liderazgo de altura, es saber escuchar.

 

Escuchar no significa simplemente oír los sonidos que nos rodean. Implica estar atento a las instrucciones que recibimos, abierto a las opiniones distintas o incluso contrarias a las propias, a recibir retroalimentación que nos permita desempeñarnos mejor; incluso a leer entre líneas lo que no se dice en voz alta. También significa ser capaces de callar nuestras conversaciones internas, suspender nuestros juicios acerca del otro y poner atención hasta el final, aguantando las ganas de interrumpir y responder antes de que el otro termine la idea.

 

Escuchar, por tanto, implica un cierto grado de humildad que determina el tipo de líder que somos.

 

5 razones para escuchar a los demás

Escuchar conlleva muchos beneficios, he aquí algunos:

 

  1. Cuando un líder escucha las necesidades con atención, se fortalecen la confianza y el respeto.

  2. Productividad. Los problemas disminuyen cuando ponemos atención en las instrucciones y los requerimientos desde el principio, y se resuelven más rápido si la gente siente en confianza de expresar sus dudas, temores, necesidades o carencias que obstaculizan el desempeño, y tienen la libertad de cuestionar o aportar soluciones en voz alta.

  3. Favorece la calma. El escuchar atentamente ayuda a ambas partes a mantener la calma frente a una crisis y así poder pensar en soluciones más razonables.

  4. Permite la empatía – conocer lo que pasa con las otras personas y comprender sus emociones y puntos de vista, nos permite atender sus inquietudes.

  5. Enriquece los análisis y las soluciones – cuando permitimos que otros expresen puntos de vista distintos al nuestro, la comprensión sobre un tema es mucho más profunda y las conclusiones mucho más complejas, incluyendo detalles que una sola persona es incapaz de ver desde su limitado modelo mental.

 

Puede ser que creas que eres un excelente escucha; te dejamos este test para que lo compruebes por ti mismo, y puedas poner atención a los puntos que te fallan para alcanzar la excelencia. Imprímelo y respóndelo; también compártelo con tu equipo de trabajo. Conversar sobre sus resultados será una actividad muy enriquecedora para todos. 

Contáctanos

  • facebook
  • Twitter Clean

Política de privacidad

© 2020 por Intervención Organizacional