• Liliana Cerdio

Desarrollo de Competencias hacia el Liderazgo Transformacional

Actualizado: 24 feb

Los líderes nacen, pero también se hacen.


Toda organización está compuesta por un conjunto de personas que desde su rol específico, contribuyen a que se cumplan las metas: se trata de los líderes. Adquirir el rol de líder podrá ser fácil; no obstante, en la práctica, no resulta tan sencillo cumplir con las muchas y muy complejas expectativas que recaen sobre el rol. Se debe comprender muy bien el concepto y, sobre todo, saber aplicarlo de la manera más eficiente posible.

¿Qué es un líder?

Es una persona capaz de motivar y generar consenso en los demás para perseguir un fin común. Tiene facilidad para influir de manera positiva en su contexto, logrando persuadir y convencer acerca de sus ideas.

Un líder no se forja de la noche a la mañana, y tampoco es un rol destinado para cualquier individuo. En una organización, un líder es alguien en quien los demás confían y a quien respetan, alguien que sabe mostrar empatía. Un líder tiene la responsabilidad de trazar una estrategia, delimitar normas y establecer valores y hábitos que guíen a su equipo hasta su objetivo. Debe ser capaz de lograr que otros se comprometan a entregar toda su energía a la creación de valor y éxito.


Como puede apreciarse, por su complejidad, el rol demanda muchas aptitudes y actitudes especiales de parte de quien lo desempeña. Por eso, un buen programa de desarrollo de liderazgo no debe sólo centrarse en lo que el líder tiene que Hacer, sino en quien tiene que Ser para lograr la excelencia en el rol, pero también en sus vidas.


La mayoría de los programas de liderazgo se enfocan en el hacer: habilidades, tareas y comportamientos. Los programas de Liderazgo Transformacional también los desafían para hacer conciencia acerca de su carácter, valores, creencias y actitudes. Al comenzar por la esencia, el líder comprende que su rol va más allá de dar órdenes e impartir dirección, y que -aunque no quiera, o no lo haga de forma consciente-, tiene un impacto profundo y trascendente tanto en la empresa en la que trabaja como en la gente a la que guía, por lo que es importantísimo asegurarse de que dicho impacto sea realmente valioso.


Un buen programa de Liderazgo Transformacional también se preocupa por dar a los líderes las herramientas que necesitan para cumplir con su rol de la manera más positiva posible e ir desarrollando nuevos líderes y no meros seguidores. Como resultado, los líderes transformacionales están mejor preparados para mantener relaciones interpersonales exitosas, resolver conflictos, demostrar inteligencia emocional, y establecer las condiciones necesarias para la innovación y la buena toma de decisiones.


Son capaces de motivar a sus trabajadores y demostrarles que su esfuerzo no es en vano, alentándolos a todos hacia su máximo potencial. Generan un sentido de pertenencia de parte de todos que surge del saberse reconocidos, y de una sensación de logro que les motiva a aspirar a cada vez enfrentar mayores retos.


Muchos líderes tienen estas aspiraciones y genuinamente desean conseguir buenos resultados en sus equipos y para su empresa; sin embargo carecen de las habilidades para llevarlo a la práctica. Tal vez hayan nacido con algunos dones; la buena noticia es que aquellos que les hacen falta se pueden desarrollar. La mala noticia es que si no se desarrollan, la frustración derivada de una larga y tortuosa curva de aprendizaje puede ser muy costosa para todo el equipo.


Invierte en el desarrollo esencial de tus líderes o el tuyo propio. Eleva el nivel de competencia mediante un programa en el que aprenderán, a través de experiencias vivenciales, a:

  • Crear una Visión Inspiradora hacia la cual todo el equipo esté alineada

  • Establecer objetivos y retos individuales y de equipo y proveer las herramientas para cumplirlos

  • Aprovechar al máximo el talento y preparar nuevos líderes

  • Balancear Liderazgo y Gerencia

  • Desarrollar habilidades de comunicación, persuasión, negociación, empatía y manejo de conflictos, en un ambiente de confianza mutua

  • Asegurar que los empleados están comprometidos

  • Desarrollar, facultar, reconocer y motivar a los empleados

  • Liderar el cambio, la innovación y creatividad

  • Promover la integración y el trabajo colaborativo

  • Aprender a delegar y a manejar su tiempo efectivamente

  • Crear una cultura de trabajo donde se promuevan el bienestar colectivo, la satisfacción laboral, el orgullo de pertenencia, la salud emocional y el sano balance entre vida y trabajo.


¿Cómo logramos esto?

  • Con nuestro programa de Coaching Ejecutivo

  • Con nuestros talleres de Desarrollo de Competencias Gerenciales, o de Supervisores

  • Con nuestro taller de Liderazgo transformacional









Llámanos para conversar sobre la mejor manera de asegurar un liderazgo de alto nivel en tu organización.

57 visualizaciones0 comentarios